miércoles, 27 de mayo de 2015

EMPRENDE TU PROPIO NEGOCIO



Hoy quiero compartir contigo amig@ emprendedor 10 consejos cortos de leer pero que sirven a largo plazo. Son consejos para quienes están comenzando a emprender su propio negocio, quienes tienen una idea y quizás hasta para quienes ya han plantado la semillita y están viendo salir los primeros brotes.

1.- Hay otras formas de buscar talento

No siempre te puedes dar el lujo cuando estás comenzando de contratar especialistas en el área o de pagar un post a un especialista. Debes saber bien qué talentos sí son esenciales, pero por los demás, puedes buscar freelancers, que son una opción menos costosa o bien, buscar la forma en que puedas hacerle favores a ese talento de quien necesitas ayuda. Piensa en el trueque y en cómo puedes beneficiarlo.

2.- Busca inversionistas que se impliquen

Con esto decimos, que debes buscar inversionistas que no solo se preocupen por darte dinero y obtener un dinero mayor a cambio, sino, inversionistas que quieran aportar ideas, que te ayuden con su experiencia. No que te den el dinero y se laven las manos.

3.- Público objetivo, ¿lo conoces?

Todo emprendimiento bien encarado debe tener bien claro cuál es su público objetivo, ya que en función de eso se elige el producto, el servicio y la forma de venderlo o publicitarlo.
www.grupocaaen.jimdo.com

4.- Ábrete al cambio

No te encierres en la idea originaria, ya que si sobre la marcha surge algo mejor para hacer, debes estar abierto a evolucionar, cambiar para mejor y lo más rápido posible.

5.- Escucha

Tus seres queridos, tu pareja, las personas que conoces, compañeros de tu antiguo trabajo o mismo, el freelancer con el que has chateado, suelen darte consejos y ayudas constantemente, escúchalos, toma nota. Quizás lo que te dicen crees que no te sirve en el momento, pero te servirá, no tengas un enfoque egocéntrico, no es compatible con ser emprendedor.

6.- Huye del gasto fijo

Es simple, si desde el vamos crees que “invertir” es comprar la mayor tecnología para que todos los procesos funcionen a la perfección, perderás dinero y te harás unos gastos fijos de los cuales te arrepentirás. Trata de hacer todo sin muchos costos al principio, guarda el dinero para invertir luego en el producto o servicio.

7.- Márgenes del juego

Céntrate en los parámetros que importan: cuántos clientes, cuántas ventas, números.

8.- Reutiliza lo que ya está inventado. Crea lo mínimo de cero 

Ponerte a teorizar acerca de los modelos de negocios, sobre el ser emprendedor, etc… ¿Has pensado la cantidad de literatura que hay al respecto? Comienza a aplicar y luego modifica. Si tu emprendimiento resulta exitoso ya tendrás tiempo de escribir un libro.

9.- ¿Estás más o menos listo? ¿Que no? Empieza a vender igual

Lanza el producto al mercado aunque no esté todo listo y perfecto. Comienza a vender por Paypal. Anímate. EL plus de lo que puedes llegar a ganar será motivador para el emprendimiento.

10.- Producto pero también modelo

Es hasta más importante que la tecnología y el producto: el modelo de comercialización. Debes alinear esta dos cuestiones: la tecnología y el modelo de negocios.
hasta pronto amig@ emprendedor

jueves, 21 de mayo de 2015

ELIGE A TU CLIENTE IDEAL



Este es uno de los pilares fundamentales de tu negocio. Si estás en una etapa temprana y aún no sabes ni siquiera qué es un cliente ideal.
Ahora si ya lo sabes, si ya has pasado por eso y estás convencido de que esta es la estrategia que te conviene y que te posicionará para atraer más y mejores clientes y generar más ingresos, la pregunta que usualmente puedes estar planteándote es ¿Cómo elijo a mi cliente ideal? Este es el concepto que hoy quiero reforzarte y aquí tienes 5 claves que te enseñarán cómo elegir a tu cliente ideal:
  • Clave número 1: Tu cliente ideal es aquel al quien puedes verdaderamente marcarle una diferencia con tu servicio/ producto. Debes reconocer que tu producto no es para todo el mundo y que no le dará los mismos resultados a todos. Por eso debes enfocarte en un cliente ideal cuyos resultados con tu producto sean los que esperas y deseas ofrecer. Si estás pensando que de todas formas un cliente es un cliente, te recuerdo que una de las peores publicidades que puedes tener es un cliente insatisfecho o cuyas expectativas no hayan sido cumplidas. Además, probablemente te lleve más tiempo o más esfuerzo atender a un cliente que no es exactamente tu cliente ideal, con lo cual terminarás resintiendo luego la relación por no estar haciendo lo que es mejor para ambos.
  • Clave número 2: Tu cliente ideal es aquel con quien te encantaría trabajar. ¿Te gusta trabajar con clientes demandantes, que te pregunten a cada paso, que necesiten de ti? ¿O prefieres trabajar con personas que sean autónomas, que tomen sus propias decisiones y que busquen tu asesoramiento para crecer y mejorar cada día? ¿Tus clientes ideales son responsables de sus acciones o buscan culpar a alguien más cuando las cosas no suceden como esperan? Entiéndeme bien, tú puedes elegir trabajar con el tipo de clientes que desees. Por eso se le llama vocación. Debes amar tu profesión y amar el tipo de clientes con quien deseas trabajar. Si no, será completamente una lucha y aborrecerás cada minuto que comienzas tu jornada. No todas las personalidades combinan con todo el mundo. Una relación cliente-proveedor no es más que una relación entre dos personas. Si no hay “feeling”, química, confianza, comodidad, o el término que para ti sea importante, es difícil que puedas ayudarle a lograr sus objetivos. Y si estás pensando en que tu profesión no requiere de relacionamiento porque te dedicas a la contabilidad, impuestos o cualquier otra profesión que parece que se han vendido como “poco humanas”, sólo tienes que recordar que las empresas y los negocios están conformados por personas. Las decisiones en una empresa las toman las personas. La decisión de compra de un producto, de discontinuar un contrato, de ampliar un servicio, son llevadas adelante por personas con sentimientos y emociones. Y si mis lectores hombres están pensando que no tienen sentimientos y emociones (o que al menos no los ponen en juego en la toma de decisiones), sólo piensen si comprarían algo a una persona que del otro lado del teléfono parece poco comprometida con el servicio, que trata de venderles a toda costa algo que ustedes no están convencidos o que no responde a la velocidad que ustedes necesitan. Puede parecer que utilizan razonamiento y objetividad, pero lo que verdaderamente les pasa es que no tienen confianza en esa persona. Y eso no se logra sólo con hechos.
  • Clave número 3: Tu cliente ideal es aquel que entiende el valor de tu servicio o producto y aún cuando contratar tus servicios representa una importante inversión (nadie dijo que los clientes ideales no tengan ningún problema económico o financiero), buscarán la manera de hacerlo. Y aún en el caso en que no logren hacerlo, no es porque simplemente se han quedado con la excusa de que “no tienen suficiente dinero”. Este es un concepto muy interesante porque creo que coincidirás conmigo que una de las excusas más utilizadas es “no tengo dinero para comprarlo, pero si no me encantaría”. Será porque a algunas personas les cuesta decir que no les interesa tanto, o porque piensan que verdaderamente se trata de un problema de dinero, pero es muy habitual encontrar estas objeciones. Pero para ti no debería ser un problema. No, no me volví loco, sé perfectamente que necesitas clientes para vivir y para hacer crecer tu negocio. Pero lo que quiero que reflexiones es que el dinero no es una medida de valor de tus servicios. Es un precio. Una cuota o una contribución que hay que invertir para acceder a un beneficio. Si un cliente no ve el valor de tu servicio, no pagará ni el precio que le pongas, ni uno menor, ni uno regalado. Piensa en algo que verdaderamente quieras. Pero que estás convencido de que lo quieres, lo necesitas, es vital para tu negocio, o tu vida, o tu familia. Sabes que no tienes el dinero para poder “comprarlo”. ¿No tratarás de negociar con el vendedor? ¿No buscarás la forma de adquirir una versión más económica o de obtener financiación? ¿No buscarás mejorar tu capacidad de ahorro para sí poder adquirirlo dentro de unos cuantos meses? La voluntad mueve montañas, pero sólo se activa cuando hay un valor detrás de eso que quieres conseguir.
  • Clave número 4: Tu cliente ideal es aquel que está dispuesto a poner en acción lo que aprende. Sin excusas. ¿Por qué lo harían? ¿Es porque tú eres el dueño de la verdad absoluta? Definitivamente no. Es porque tienes un método que ya has probado y que ha funcionado contigo o con otros clientes. Tu cliente ideal está dispuesto a quebrar paradigmas y dejar atrás viejas creencias. Supongamos que eres un contador que ofreces servicios que ayudan a tus clientes a reducir su contribución impositiva anual. Si tu cliente tiene la creencia de que los impuestos de todas formas habrá que pagarlos y que no es tan importante tener a alguien dedicado a encontrar estratégicamente la mejor forma de resolver este problema, definitivamente no tienes un cliente. Tienes en el mejor de los casos un comprador fastidioso que cada mes regateará tus servicios y estará disconforme cada vez que tenga que pagar tu factura, aún cuando te desvivas en descuentos y des un servicio de primera calidad. El problema no es tu servicio, ni tu tarifa, ni el mercado. El problema es que no pone en acción tu servicio o lo que aprendió contigo. Otro ejemplo muy habitual seguro te sentirás identificado si eres coach, consultor o terapeuta. Entrenas y ayudas a tu cliente a lograr determinadas metas pero necesitas que esa persona tome lo que aprendió y avance. Y si no lo hace, por las excusas que sean, terminará culpándote a ti, al proceso, a la terapia de que no le dio resultados.
  • Clave número 5: Tu cliente ideal es aquel que comprende el tiempo que llevará obtener el resultado esperado de tu producto o servicio y que está dispuesto a hacer exactamente eso que lo llevará a ese lugar. Imagina que eres nutricionista y ayudas a las personas a bajar de peso. Si llega a ti un cliente totalmente convencido que el único programa en el que invertirá será aquel que le asegure que perderá 20 kilos en un mes, de manera saludable, comiendo todo lo que desee y haciendo poco ejercicio, definitivamente no es tu cliente ideal. ¿Por qué? Porque no hay Dios sobre la tierra que pueda garantizarle eso, entonces sólo busca quien lo convenza o le venda recetas mágicas con manipulación, y no es lo que tú haces. Lo mismo si eres un consultor de negocios. Montar una empresa no es algo de 48hs así que si viene a ti un prospecto que sólo está dispuesto a comprar un servicio que puedas ofrecerle donde le garantices que tendrá su empresa funcionando en 3 semanas, este cliente no comprende el tiempo y lo que implica poner en marcha una empresa. Y por lo tanto no es tu cliente ideal.

miércoles, 20 de mayo de 2015

EMPRENDE CON PIE DERECHO.....




No hay nada más placentero que ese momento en el que se nos ocurre emprender. Trazar nuestro propio camino en el que decidimos jugar a todo o nada, por un sueño, el de hacer lo que nos apasiona.
Pero no siempre es tan fácil iniciarse en el mundo emprendedor, por eso, te dejo 5 TIPS a tener en cuenta cuando recién comenzás a iniciarte en este nuevo mundo.
1- Mantener la calma: En el primer momento somos un torbellino de ansiedad. Llenos de ideas, de proyectos. Fantaseamos con ese provechosos futuro haciendo crecer al proyecto que nos hace felices. Es difícil pero hay que mantener la calma, es la clave para organizar nuestras ideas y no dejarse llevar por un impulso momentáneo.
2-Lluvia de ideas: Es fundamental en cualquier proceso creativo. Nos va a permitir jugar con nuestra idea principal y con diversos puntos a tener en cuenta a la hora de volver nuestro proyecto, una realidad concreta.
3-¿Qué recursos tengo?: Es una pregunta que nos tenemos que hacer siempre y responderla de la forma más objetiva posible. Todo proyecto que inicia necesita de una inversión fundamental, tanto de tiempo como de dinero. Estos, van a ser la base para crecer día a día.
4-¿Hay alguien que ya haga lo que yo quiero hacer?: Es una pregunta clave. Porque si investigamos un poco sobre cómo los demás llevan a cabo proyectos similares al nuestro, podemos detectar fortalezas y debilidades de nuestra idea. De esta manera, vamos a conseguir nutrirla y además no cometeremos los mismos errores.
5- Planeá: Planear por objetivos a corto y mediano plazo es la base para llegar al objetivo que buscamos. Si sabemos qué es lo que queremos lograr, entonces, sabremos como marcar un curso de acción para lograr los objetivos propuestos.


lunes, 18 de mayo de 2015

FASES QUE NO BEBEN FALTAR EN TU PLAN DE MARKETING



Si su empresa se encuentra tratando de navegar en el mundo del Marketing Digital, es recomendable que vincule las siguientes fases en su esquema. Así  lograra anticiparse de forma más efectiva a los cambios del mercado y evitará tener que presentar balances trimestrales con cara de despido.
Las siguientes fases son genéricas  y aplicables a cualquier industria. Necesitará apropiarlas en su proceso particular que desarrolla en su empresa.
1. Fase de Descubrimiento.Todas las personas necesitan información y usualmente acuden a la Internet para encontrar respuesta a sus inquietudes. Lo anterior lo conduce a descubrir donde habitan sus posibles clientes  para ubicar su información al alcance de esas personas; por ejemplo en lugares específicos de las redes sociales como grupos y comunidades que se relacionan con su actividad; esto le ayudará a conducir visitantes a su sitio web motivados en conocer un poco más.
2. Fase de Influencia en la toma de decisión.Para causar un efecto positivo en sus posibles clientes, la información que comparte debe ser de gran utilidad. Por otra parte, su posible cliente no toma la decisión de compra en forma inmediata, primero necesitará confiar en su marca o en sus productos.  Entonces es crucial que piense en desarrollar un proceso paso a paso para entregarle a su público los elementos que facilitarán la construcción de una relación. Aquí hemos encontrado empresas que no han desfallecido en su intención de comunicarse frecuentemente con sus clientes. Uno de los interrogantes que recibimos es:  -¿No estaremos aburriendo a nuestros clientes con tantos correos?  Y la respuesta está representada en la tasa de apertura y de clics que se obtienen. “Sus contactos siguen recibiendo y abriendo sus correos…, por  otra parte no se dan de baja de su lista!
Si este es su caso, tranquilo; significa que está haciendo las cosas bien y que su público sigue interesado en lo que su marca o empresa comunica.
3. Fase de compra.Cuando el producto que usted ofrece no requiere de un soporte detallado es posible que su alternativa más viable sea automatizar su proceso de venta a través de una tienda online (e-commerce) pero tenga cuidado, muchas empresas creen que la tienda virtual se encargará de todo el proceso y todo termina en un sitio olvidado y sin uso.Las tiendas virtuales son una alternativa de gran aplicación en los negocios; determine en su caso puntual como se produce la venta. ¿Necesita acaso de varias visitas o presentaciones de producto para convencer a su posible cliente? Este caso es muy frecuente en el sector de los servicios; en ocasiones se trata de empaquetar servicios como productos y las personas siempre tendrán dudas e inquietudes antes de comprar. Aquí nada más conveniente que acordar una reunión con sus clientes potenciales para disipar  todos los interrogantes.
4. Fase de Comprometer.Ahora que ya considero como va a desarrollar su proceso hasta el momento de la venta, preocúpese por determinar lo que hará para superar la expectativa de su cliente. Solo así tendrá los ingredientes necesarios para que lo recomiende y le brinde un concepto favorable acerca de la experiencia obtenida al adquirír sus productos.
El compromiso de un cliente no se compra, se gana y nace de manera espontánea cuando se crea la relación de confianza entre las partes. ¿Cuánto tiempo puede pasar para que esto suceda?  No lo sabemos. Lo que si podemos afirmar es que de usted depende que esa relación sobreviva. Preocuparse por agregar más valor a su oferta o vincularse más a fondo con la actividad de su cliente le permitirá convertirse en un socio de negocios, es ahí cuando nuevas ideas surgen y se abren opciones para que usted crezca al lado de su cliente.
hasta pronto amig@ emprendedor





sábado, 16 de mayo de 2015

LO QUE HARÁS ANTES DE....




Lo que estás a punto de leer quizá te incomode un poco, pero estoy seguro que te ayudará a cumplir tus objetivos financieros. “Si deseas obtener LIBERTAD FINANCIERA, debes renunciar a tu empleo”.
Dejar nuestro empleo es uno de los pasos más complicados que debemos dar los emprendedores,renunciar significa abandonar el aparente estado de comodidad que un sueldo nos ofrece, sin embargo para lograr verdadera libertad es necesario dejar la “seguridad” a un lado. Esta decisión no es tarea fácil, sin embargo por este motivo decidí compartir este artículo. Millones de personas en el mundo han pensado ,dejar su empleo y arrancar con sus propios proyectos probablemente tú seas uno de ellos.

Lo que debes hacer antes de dejar tu empleo
  1. Traza un plan financiero: renunciar por renunciar es sinónimo de fracaso rotundo, las personas exitosas siempre tienen un plan. Lo primero que debes hacer es llevar tus cuentas, es decir, debes llevar un control de tus ingresos, gastos y necesidades. Saber dónde te encuentras financieramente te ayudará a determinar a dónde quieres llegar, este es el primer paso de tu plan. Lo siguiente en el plan es ponerle fecha de vencimiento a tu renuncia, para determinar una fecha debes responderte esta pregunta ¿Cuánto deben generar mis activos para poder dejar mi empleo? el ingreso proveniente de tus negocios debe cubrir tus gastos y necesidades, mi recomendación es que tus negocios deben por lo menos, generar el doble de lo que ganas en tu actual empleo, de ese modo tus activos podrán multiplicarse y no tendrás conflictos para cubrir tus necesidades.

  2. Invierte en tu educación financiera: Educarte financieramente es la mejor forma de conocer qué clase de activos o negocios son más redituables, una persona que aumenta constantemente su IQ financiero tiene en sus manos la capacidad de tomar mejores decisiones con su dinero. Antes de renunciar a tu empleo debes invertir tu tiempo en conocer los activos que te ayudarán a lograr libertad financiera. Ten en cuenta lo siguiente, “Los ricos se hacen ricos en su tiempo libre, es decir los ricos se educan mientras los pobres se entretienen”. Mi recomendación personal es la lectura, asistir a talleres, seminarios, conferencias, etc.

  3. Elige tu clase de activos: El antiguo filósofo Confucio dijo "Encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida", esta filosofía se aplica perfectamente a los negocios. Encontrar tus pasiones, es parte invaluable de tu camino a la cima. Debes tener presente que los activos son la única opción para alcanzar libertad financiera, por tal motivo debes enfocarte en aquellos que vayan con tu personalidad, valores e intereses. Ya que hayas determinado que tipo de activos te apasionan debes enfocar tu energía, tiempo y educación en conocer todo acerca de ellos.

  4. Haz que tu dinero trabaje para ti: debes comprender que la única forma de ser dueño de tu tiempo y hacer las cosas que amas es enseñando a tu dinero a que trabaje para ti. El primer paso es generar GANANCIAS DE CAPITAL, es decir, negocios que te ayuden a multiplicar tus inversiones. Este tipo de inversión no te ayudará a tener un flujo constante de efectivo, pero te capitalizará para invertir en proyectos más redituables. Muchos emprendedores no se atreven a renunciar por falta de capital, esta es una excelente oportunidad de poner a prueba tus habilidades financieras y de paso multiplicar tu dinero. El dinero ya no será pretexto para emprender, cada dólar en tu mano debe ser multiplicado… 

  5. Vender lo es todo: los empresarios más importantes de la historia, han sido también los más grandes vendedores. Hay una excelente enseñanza que obtuve del libro “El Vendedor más grande del mundo” que dice “Aquel que sabe vender, pone el éxito al alcance de sus manos”. La habilidad número uno del mundo empresarial son las ventas, los emprendedores son excelentes negociantes. Antes de renunciar a tu empleo, debes entrenarte para convertirte en el mejor vendedor… llegará el momento en que debas ser el líder de tu corporación y tus habilidades como vendedor harán la diferencia. Vender tus ideas, proyecciones y productos marcarán el éxito de tus empresas. Los emprendedores vendemos todos los días, esta premisa debe acompañarte de ahora en adelante, recuerda que las ventas se traducen en ingresos y los ingresos a su vez en riqueza.
En conclusión, emprender es sinónimo de libertad… en esta nueva era, la educación financiera y la construcción de tus negocios es la única forma de alcanzar verdadera libertad. Renunciar o no a tu empleo es decisión tuya, las decisiones forjan nuestro destino. Yo te invito a que Elijas ser rico, elijas el éxito financiero en tu vida y ELIJAS SER LIBRE.

hasta pronto amig@ emprendedor











jueves, 14 de mayo de 2015

SER CAPAZ DE DECIR NO



Una de las claves para poder tener un emprendimiento propio -además de la visión y la energía para llevarlo a cabo-, es la capacidad de decir que no. Muchos proyectos fracasan por el simple hecho que sus jefes no son capaces de decir que no y no establecen límites claros que les permitan controlar una situación para que la empresa no deba padecer los resultados perjudiciales que muchas veces esta carencia trae aparejada.
Saber decir que no, no significa necesariamente hacerle la guerra al mundo. Es más, muchas veces es todo lo contrario. Decir que no es un arte, una negociación en donde quien negocia, sabe perfectamente hasta donde puede ir y a partir de allí tiene muy claro que todo lo que se acuerde es nocivo para su empresa, o al menos, no tan conveniente como otras oportunidades.
En el día a día podemos encontrar decenas de situaciones en las cuales tendremos el incómodo desafío de saber decir que no: cuando un cliente quiere algo “para ayer”, cuando nos presentan un proyecto que está completamente fuera del foco de la empresa o cuando un empleado exige beneficios de manera injustificada.
¿Cómo decir que no entonces, sin sentir que estamos poniendo en riesgo un negocio o que podríamos perder a alguien de valor para la empresa? Es aquí cuando se debe poner en marcha la creatividad, la sinceridad y la diplomacia para comunicar de forma clara pero amable, el por qué de la negativa.
Si un cliente quiere el trabajo para dentro de 10 días, podemos decirle que 10 días es un tiempo muy corto para asegurarle que el trabajo quede bien, y que lamentablemente no podríamos darle garantías en dichas condiciones.
Todos queremos que el trabajo por el cual está pagando quede bien y sería ingrato tener que entregar un proyecto mal terminado por falta de tiempos.  Me acuerdo una vez que un proveedor me dijo: “hacer este proyecto en menos tiempo es como si tuvieras una torta de casamiento que llevó días de preparación, que gastaste un montón de plata en los ingredientes y sobre el final se te ocurra sacarla 15 minutos antes del horno… no vale la pena”. El ejemplo fue clarísimo.  La forma de decirme que no fue amable y creativa. Y yo accedí.
Siguiendo con el ejemplo, también podríamos decirle que si nos da 20 días en lugar de 10, podemos agregarle otros diferenciales al producto o servicio que está comprando que van a mejorar el resultado final. O incluso si nuestra intención es mantener el buen vínculo con el cliente, hasta podríamos recomendarle que en esa ocasión puntual, si el trabajo es urgente o hay fechas límite  contacte a colegas de la competencia.
Este tipo de actitudes muestra seguridad y claridad de rumbo. Quien recibe respuestas como estas ve enfrente a una persona sólida que sabe lo que quiere y no se amedrenta ante la presión de terceros. Es alguien capaz de convertir su miedo en autoconfianza. Y es exactamente esto último lo que transmite.
La realidad muestra que la mayoría de las personas, no somos capaces de decir que no todas las veces que haría falta. Sin embargo, conviene saber que se hacen mejores negocios y se obtienen mayores resultados en la empresa cuando podemos poner límites… Y eso se consigue sabiendo decir que no. 




martes, 12 de mayo de 2015

¿PORQUE UNOS VENDEN MAS QUE YO ?



SABEN VENDER
Entiéndase vender no sólo como el acto de cobrar por algún bien o servicio, las ventas profesionales hoy en día deben ser toda una experiencia. Hay quienes tienen todo el ciclo de compra del cliente bien estudiado y lo atienden en cualquiera de las facetas en donde se encuentre.
Para unos vendedores el tema de los cierres de ventas es de suma importancia, para otros la satisfacción del cliente, pero sobretodo el servicio post-venta lo es aún más. Ellos saben que la venta no termina cuando se realiza la transacción, la venta tiene un ciclo de vida más largo al que conocemos normalmente. Hay algunos vendedores que no pone cuidado en el tema.
SON AMOS DE LAS PROMOCIONES
Las promociones en algunos países son de verdad, se ha descubierto incluso desde hace mucho que el negocio de lo “gratis” es muy redituable, claro de la mano con una estrategia. Hay algunos vendedores que nos aterra “regalar” algo como parte de una promoción, y lo peor es que como no se hace una estrategia el resultado suele ser muy malo, reforzando la idea de que regalar está mal.

SE PREOCUPAN POR EL CLIENTE
Si algo caracteriza a algunos vendedores es el pésimo servicio al cliente que la mayoría de las empresas tienen, tan sólo por hablar de algunas y sin entrar en polémica podemos mencionar a empresas de telefonía, bancos y aseguradoras, todos hemos tenido una historia de terror con estas empresas.
El servicio al cliente  no tiene comparación, puedes resolver gran parte de tus broncas, dudas o aclaraciones vía web o telefónica de forma eficiente, sin estar colgado en el teléfono por horas.
RESPETAN GARANTÍAS
Uno de los dolores de cabeza más comunes en un vendedor es el intentar devolver algún producto al proveedor o hacer válida algún tipo de garantía. Algunos vendedores le ponen muchos candados a esto y se torna en una situación desgastante que en muchos casos no resuelve nada. La desconfianza es parte de éste mal, el cliente no confía en su proveedor por tener el concepto de que es un abusador, y el proveedor no confía en su cliente por creer que hará mal uso de la garantía.
Los gringos nos ponen el ejemplo tornando esto en una relación de confianza, las garantías se respetan y si está en sus manos ofrecen algo más.

INVIERTEN EN IMAGEN
Si alguien pone el ejemplo con el tema de inversión en imagen son los estadounidenses, muchas veces sus corporativos dejan mucho que desear, pero sus paquetes de ventas, muebles de expos, presentaciones multimedia, páginas web, etc. son de excelente calidad apoyando directamente con la experiencia y posicionamiento de marca.
ENTONCES…
Afortunadamente ser vendedor se vuelve cada vez más competitivo, y la “selección natural empresarial” se hace presente al ver morir a algunos monstruos o al cambiar de estafeta a nuevas generaciones con otra visión más favorable. Aun así la cultura sigue atrasada y específicamente en la industria de marketing los gringos nos siguen dando una cátedra.
Es importante resaltar que en Estados Unidos también hay empresas con fallas, pero me enfoco al promedio, a lo que por industria representa un país contra el otro,  hay empresas que están apostando por cambiar estos paradigmas y equiparar o incluso superar las estrategias de marketing a nivel global.
Tenemos mucho que aprenderles a nuestros vecinos del norte, ellos nos llevan años de ventaja y dominan el arte del marketing en todas sus versiones y colores.
Espero que compartan sus comentarios referentes a más puntos en los que ven que nos superan, o al contrario, donde nosotros los superamos.
hasta pronto amig@ emprendedor




lunes, 11 de mayo de 2015

ELIGE LOS MEJORES PARA TU EQUIPO




En algún momento tu empresa tendrá que realizar un proceso de selección de personal. Si se trata de una pyme muy probablemente no tendrá un área de recursos humanos para encargarse del tema. Si ese es tu caso sigue estos consejos para escoger bien a los candidatos a un puesto de trabajo.

  
  1. Prepara la entrevista de trabajo teniendo muy claro lo que quieres saber del candidato para que no se te pase alguna pregunta.
     
  2. Analiza cada una de las hojas de vida minuciosamente.
     
  3. Identifica qué aspectos te producen dudas.
     
  4. Al momento de la entrevista demuestra interés en las explicaciones que te está dando el postulante. Si no muestras atención puede ser que el candidato se desanime.
     
  5. No te dejes impresionar tan fácilmente. Ni una persona con verborrea ni la gran cantidad de títulos deben provocar que elijas a una persona, así como que sea simpática. Se trata de que cumpla requisitos.
     
  6. De preferencia el seleccionador debe “romper el hielo” durante la entrevista. Un ambiente cordial hace más productiva la entrevista.
     
  7. No pases por alto los gestos del candidato. Si está nervioso o tenso, podrías calmarlo con un gesto sencillo como ofreciéndole agua.
     
  8. Trata de no quedarte con la primera impresión del candidato, tanto si es positiva como si es negativa.

sigue estos simples pero efectivos consejos a la hora de seleccionar un buen equipo de trabajo


es primordial saber con que personas contamos en nuestro equipo de trabajo, personas idóneas, con sentido de pertenencia por la empresa, involucradas en la causa, dispuestas a dar todo de si


hasta pronto amig@ emprendedor








COMO REVITALIZAR TU NEGOCIO




Muchos de ustedes, como empresarios o dueños de sus negocios, no logran alcanzar las metas que se propusieron cuando decidieron abrir su empresa. Esto puede deberse a que están demasiado ocupados trabajando “en” sus negocios y no “para” sus negocios.
Éstos son seis consejos con los que puedes revitalizar y mejorar los resultados de tu negocio.
1) Rescata tu vida
Si un dueño de negocios está trabajando demasiadas horas “en” su negocio, lo que tiene es un auto-empleo, no un negocio. La fórmula debe ser: los sistemas controlan al negocio, el personal controla los sistemas y el dueño controla al personal.
El dueño del negocio necesita aprender cómo administrar su tiempo y cómo posicionarse como tal ante todos.
2) Los negocios son un juego
¿Por qué jugamos? Obviamente para divertirnos. Si tener un negocio no te proporciona diversión, véndelo. Ciérralo y busca un empleo.
No olvidemos que los juegos tienen reglas y es necesario llevar control del marcador o puntaje (indicadores o información gerencial), éstos te indican la cantidad de dinero que ganas o pierdes y si el negocio vale la pena.
3) Ten un plan
La mayoría de los dueños de pequeños y medianos negocios manejan sus negocios . Tienen una idea muy vaga de dónde se encuentran y una muy remota de a dónde quieren ir; suplican, piden prestado el dinero para iniciar, se hacen a la mar una bella mañana, e incluso caen al llegar al límite de la Tierra o logran tocar tierra en alguna parte.
Los dueños de negocios deberían tomar un enfoque militarizado para hacer planes: decidir con exactitud cuáles son sus objetivos, saber exactamente dónde están al iniciar, dosificar sus recursos de manera que no pierdan el rumbo a medio viaje y pedir consejo de especialistas que los ayuden a planear una campaña que incluya una medición y un monitoreo constante del progreso para garantizar el éxito.
4) Flujo de efectivo
En los negocios, la clave del éxito es el flujo de efectivo. Sin importar el tipo de empresa, los dueños de negocios necesitan dividir el proceso de negocios en cinco áreas: Generación de Prospectos, Tasa de Conversión a Clientes, Número de Transacciones por Período, Monto Promedio de Venta y Margen de Utilidad, sin importar el tipo de empresa.
Al aplicar, probar y medir estrategias inteligentes para esos cinco caminos hacia las utilidades, las ventas se incrementan y aumenta, de manera dramática, el flujo de efectivo y las ganancias del negocio.
5) Mantente arriba de la línea
Tanto los dueños de negocio, ejecutivos y empleados, deben jugar por “encima de la línea”, es decir, tomando conciencia de su capacidad, siendo responsables de sus acciones y de su equipo.
Aquellos que juegan por debajo de la línea culpan a los demás por sus errores, buscan excusas y rechazan sus responsabilidades.
6) T.E.A.M.
No sólo es la palabra en inglés que designa a equipo, también es el acrónimo de Together Everyone Achieves More (Juntos podemos lograr más). Pero, ¿cómo puede el dueño de negocios lograrlo? Hay seis claves para construir un equipo sensacional:
 (1) crea y expresa tu visión
 (2) mantén con tu equipo metas en común de manera que todos estén en la misma sintonía
 (3) define las reglas del juego
 (4) desarrolla un plan de acción
 (5) exige el 100% de involucramiento y compromiso, asegúrate de ello y finalmente
 (6) los dueños de negocios deben aceptar con responsabilidad la Toma del Riesgo y motivar         la innovación examinando los errores en busca de aprendizaje y no de culpas.
A menos que el dueño o director del negocio haga algo diferente, su futuro será igual a su presente y a su pasado.




domingo, 10 de mayo de 2015

" QUE HUBIERA PASADO SI..... "




SUPERA EL MIEDO A EMPRENDER


Tenemos una gran idea de negocio, la desarrollamos, nuestro plan financiero indica que tendrá una rentabilidad interesante, que nos va a permitir mejorar la situación económica, y nos va a mantener haciendo algo que nos motiva a seguir adelante.
Para esto averiguamos todo –antes de comenzar queremos estar seguros de que todo está cubierto-, con la adrenalina recorriendo nuestro cuerpo, enamorándonos de la idea.
La cabeza va a mil, la visión está clara. Sin dudas es el paso que nos hará cambiar de vida.
Llegó la hora de dar el puntapié inicial. Debería ser el momento culmine, donde se materialicen los sueños que desde hace tiempo sólo existen en la imaginación. Pero curiosamente, nos damos cuenta que hay mucho para hacer, y comenzamos a ponernos excusas que pudieran servir para resguardarnos de dar ese paso.
Hay un sinnúmero de razones para esto, pero el factor común radica en que todo cambio conlleva dejar de hacer lo que ya nos resulta familiar, para pasar a otra etapa, posiblemente mejor, pero que encierra muchas incertidumbres que no son sencillas de evaluar. De esta manera, cada paso que dimos en nuestra vida, ha tenido fases más o menos cortas donde reinaron los temores, porque evidentemente es más cómodo seguir como hasta ahí. Pero que sea más cómodo no quiere decir que sea lo mejor que podemos hacer. Lamentablemente, no existe una receta mágica, pero sí algunas apreciaciones que quizá puedan servir si estás pasando por esta misma situación:

1) Piensa detenidamente: ¿Quieres transformar este proyecto en un negocio? Acá no valen ambigüedades ni medias tintas. Responde de corazón ¿Sí o no? Si tu respuesta es no, -una opción totalmente válida, vale decir- no te fuerces a seguir adelante. Tal vez ya contaste tu idea a muchos, y crees que debes seguir en el mismo camino, pero ahora que has estudiado más sobre tu idea, ya no te entusiasma tanto. Aunque hayas invertido tiempo en efectuar tu plan, no vale la pena que sigas trabajando en ello, a menos que encuentres una “vuelta de tuerca” que te haga sentir a gusto. Ahora, si tu respuesta es sí, entonces el temor a dar el paso proviene de otras razones, que a partir de aquí intentaremos superar.

2) Vuelve a enfocarte: Piensa en lo que te motivó inicialmente. Vuelve a aquel lugar que disparó esa visión inicial, o sitúate nuevamente frente a aquella película, web, experiencia o empresa que hizo que tu creatividad se pusiera en marcha. Permítete vivir la misma experiencia que generó tu idea y verás que en breves minutos estarás tan motivado como el primer día. Esto servirá como base para que tu motor siga en funcionamiento. 

3) No esperes hasta estar 100% seguro: Ni el plan de negocios más perfecto puede asegurar el éxito de una empresa. Así que si estás esperando a tener todo bajo control, posiblemente el momento de comenzar no llegue nunca.

4) ¿Emprendes solo? ¿No será mejor estar acompañado en este proceso? En estas instancias, se hace muy necesario tener a alguien más que esté tan comprometido como nosotros con el emprendimiento, especialmente para evitar los bajones motivacionales, y hacer más dinámico el proceso. No es sencillo asociarse, ni compartir la idea que has armado con tanto esfuerzo, pero recuerda que dos mentes juntas generan mucho más que trabajando individualmente.

5) Pon una fecha de inauguración: Cronometrar el “lanzamiento de actividades” en un calendario y programar las tareas de forma tal de llegar a cumplirlo es una buena manera de ponernos de nuevo en línea con nuestro objetivo.

6) ¡A empezar! A esta altura, ya estarás motivado. Haz las actividades de acuerdo a lo planificado. Comenzarás a ver resultados, a acercarte cada día más a la meta final.

7) Para finalizar: no creas que estos serán los últimos miedos que atravieses en lo que refiere a este emprendimiento. Nada de eso. Seguirán apareciendo en diferentes etapas posteriores. Lo interesante será lograr identificarlos y volver a ejecutar estos pasos, -o los que a ti te motiven a seguir-. Sólo queda usar estas o tus propias herramientas en los momentos en que más las necesites.

Te deseo muchos éxitos. Y recuerda que quien no se anima a dar el paso, estará siempre con la interrogante del “qué hubiera pasado si…”. Te propongo no dejar que eso pase. Ya has dedicado mucho tiempo a disfrutarlo en tu mente, ¡es hora de transformarlo en realidad! El momento para reenfocar tus energías es ahora. Y sabes que tu idea vale oro. Entonces, me pregunto: ¿qué estás esperando?


tu comentario es importante para mi, te invito amig@ emprendedor gracias





LAS TRES ( P ) PARA EMPRENDER TU PROPIO NEGOCIO




Primera P 

PROMOCIÓN, ningún negocio puede vivir si no te promocionas si tus vecinos tu colonia tu ciudad no saben que tienes un negocio y que es lo que vendes sin promoción es como si no existieras tienes que hacer un plan para darte a conocer tienes que darte a conocer hasta debajo de las piedras. Y si apenas estas comenzando unos sencillos pasos es los volantes si tienes para ir con un diseñador gráfico ve, y si no simplemente en Publisher crea tu propia promoción solo toma en cuenta que la información sea clara concisa y visible al público. Otra herramienta son las paginas o directorios de clasificados que algunos son gratis. 


Segunda P

PERSISTENCIA, Insistencia, constancia en el intento o ejecución de una cosa.
Duración permanente de una cosa. Es decir persistencia en promocionarse en no desesperarse en el intento de la acción que hemos tomado y es la de no abandonar a los primeros golpes la aventura de emprender no bajar la guardia no llenarse la cabeza con ideas estériles que nos invitan a abandonar nuestros sueños para acabar pronto como dijera el dicho esta emperrado en conseguirlo.


Tercera P

PACIENCIA, la paciencia es el acto de no desesperarse en el camino tomar las cosas con la mayor de las calmas para no entrar en desesperación es decir tener la cabeza fría y ser tenaz para no abandonar y tener la esperanza de llegar a la meta.
 



Eso es todo acepto comentarios criticas buenas y si desean aportar algo con gusto escríbanlo y no olviden de unirse 






jueves, 7 de mayo de 2015

CONSEJOS PARA QUIENES RECIÉN INICIAN SU NEGOCIO



Claramente hay algunas variables que es importante analizar previamente a lanzarse a invertir en activos que necesita el desarrollo de la empresa  y en esta ocasión vamos a continuar con el listado de lo que deberías tener en cuenta antes de lanzarte a ser empresario pero que también es muy útil que lo tengas en cuenta si ya eres empresario, así que vamos a revisar estas variables muy importantes para los empresarios. Espero que sea del agrado de todos ustedes, saludos. 

1. Ahorra pero sin dañar calidad 


Sabemos que empezando la empresa puede no haber mucho efectivo para invertir, pero si no inviertes en tu producto ¿cómo vas a ganar posicionamiento? Es bueno que ahorres pero no dañes la calidad de lo que vendes. 


2. Hubo ganancias, ¿por qué no comprar un auto? 


Es muy bueno si hay ganancias operacionales pero deberías ahorrar un poco de ese dinero para invertir en mas activos para la empresa y así tratar de ganar un poco más luego. 
Los autos y otros lujos costosos pueden esperar un poco, recuerda que Sacrificar la gratificación inmediata ayuda al éxito. 


3. Crea la pagina web para tu negocio 


Si has decidido emprender seria bueno que también invirtieras un poco en una pagina web que contenga todo lo que es tu marca, que describa tus productos y que facilite el contacto del consumidor con tu empresa, podrías pensar pero si tengo pagina de fans en facebook, pero eso no es suficiente, una cosa es tener presencia en una red social y otra es tener una verdadera pagina oficial de tu empresa en la que le dejes ver a tu mercado que tu compañía tiene valor y que no escatima en costos, además de que puedes tener otros beneficios como ganancias por publicidad, ventas online, entre otros. 


4. Menos descanso 

Al ser empresario tienes que dejar algunos hábitos (pasatiempos) que podrías tener, ahora esto no significa que dejes de lado el bienestar físico que se genera practicando deportes o saliendo a parques, escalando montañas, u otros; esto significa que puedes continuar haciendo cosas sanas y que te gustan pero podrías tener que dejar de lado actividades que posiblemente no son productivas, así que si eres empresario debes trabajar mas y estar atento a lo que pasa si disminuyen ventas, hubo fuga de clientes, no hay consumidores leales, debes conocer al cliente y si es necesario tomarte parte del tiempo libre para trabajar mas, debes ser estratega, debes conocer a la competencia, como venden, precios, calidad, distribución, servicio, proveedores. 


5. Si te dicen que no va a funcionar, con más ganas inténtalo
 

Muchos podrían decir que no va a funcionar lo que estas intentando ¡que bueno! ¿Sabes la cantidad de empresas que fueron criticadas, se burlaron de ellas o les dijeron que no iban a funcionar? son muchas y varias de esas son multinacionales, rompe el status quo, inquiétalos, véncelos.

hasta pronto amig@ emprendedor