miércoles, 1 de julio de 2015

DIVIDE TUS METAS










Las metas en la vida suelen ser metas grandes que en primera instancia parecen difíciles de alcanzar; pero si las dividimos en metas pequeñas se nos hará más fácil alcanzarlas ya que las metas pequeñas nos permiten sentir que avanzamos y ganar confianza y, por tanto, mantenernos motivados.

Por ejemplo, si una de tus metas en la vida es ser libre financieramente, para poder alcanzarla podrías dividir dicha meta en metas pequeñas tales como aumentar tus ingresos, ahorrar determinada cantidad de dinero, aprender sobre inversiones, etc.

Para que puedas medir tus progresos y lograr un sentido de urgencia es recomendable que estas metas pequeñas sean cuantitativas y tengan un plazo definido; por ejemplo, en vez de la meta de simplemente aumentar tus ingresos, una mejor meta sería aumentar tus ingresos en un 10% para el próximo mes.



hasta pronto amig@ emprendedor


Edi Usma
coach /marketing / branding / social media