sábado, 28 de noviembre de 2015

ALCANZAR TUS METAS EN LA VIDA ES POSIBLE





Las metas en la vida nos sirven como fuente de motivación, nos llenan de energía, y nos dan la sensación de tener una vida con significado; pero además de ello, el acto de ponernos estas metas nos brinda mayores posibilidades de alcanzarlas, ya que nos señalan el camino, nos revelan prioridades, y nos ayudan a programar nuestro inconsciente para poder alcanzarlas.

Tener metas en la vida nos brinda todos estos beneficios; sin embargo, la mayor satisfacción que podemos tener en lo que respecta a estas metas es la que tenemos cuando llegamos a alcanzarlas.

Define claramente tus metas

Para definir claramente tus metas, en primer lugar pregúntate si las metas que tienes en estos momentos son realmente las metas que quieres alcanzar en la vida y no son, por ejemplo, metas que otros te han impuesto; y luego pregúntate cuál es tu propósito en la vida, cuál es tu pasión, y cuáles son tus intereses, creencias y valores.

Una vez que hayas respondido estas preguntas, en base a tus respuestas define claramente tus metas para diferentes aspectos en la vida tales como los negocios,el amor, la salud

Divide tus metas

Las metas en la vida suelen ser metas grandes que en primera instancia parecen difíciles de alcanzar; pero si las dividimos en metas pequeñas se nos hará más fácil alcanzarlas ya que las metas pequeñas nos permiten sentir que avanzamos y ganar confianza y, por tanto, mantenernos motivados.

Haz un plan de acción

Un plan de acción, en donde especifiquemos pasos, acciones o tareas que vamos a realizar con el fin de alcanzar nuestras metas, nos permite saber de antemano lo que debemos hacer, y así ser más eficientes en el cumplimiento de estas.

Visualiza tus metas

Visualizar nuestras metas nos permite programar nuestro inconsciente en la consecución de estas; pero también, si creemos en el poder que tienen nuestros pensamientos y emociones, atraer hacia nosotros las personas, los recursos y las oportunidades que nos permitan alcanzarlas.

Para mejores resultados es recomendable que al momento de hacer tus visualizaciones te imagines a ti mismo habiendo ya alcanzado las metas que quieres alcanzar, y pongas la mayor cantidad de emociones en estas.

Actúa

De nada sirve definir claramente nuestras metas, hacer un plan de acción para poder alcanzarlas, y visualizarlas si no hacemos nada por cumplirlas.

Además de poner en práctica lo establecido en tu plan de acción, actuar podría implicar también que aproveches las oportunidades en cuanto aparezcan, así como que busques estas y no simplemente te dediques a esperarlas.

Sé perseverante

Antes que talento o habilidad, lo que a la larga nos permite alcanzar nuestras metas es ser perseverantes; es decir, trabajar de manera constante en la búsqueda de estas a pesar de los obstáculos o dificultades que podamos tener en el camino.

Para ser perseverante podrías buscar motivación pensando en las cosas que lograrías una vez que hayas alcanzado tus metas ,juntándote con otras personas que tengan tus mismas metas, o leyendo la biografía de personas que ya hayan alcanzado las metas que quieres alcanzar.

Otra forma de lograr perseverancia es saber que es en los errores y fracasos en donde más vas a aprender y que antes de usar estos como motivo de lamento puedes usarlos como impulso para seguir intentando, y que aquello que buscas podría aparecer en cualquier momento y cuando menos lo esperas.

espero que pongas en practica estos pasos amigo emprendedor










viernes, 20 de noviembre de 2015

TU PLAN DE MARKETING EN TAN SOLO CINCO PASOS



¿Qué resultados está teniendo tu plan de marketing? ¿Está siendo efectivo o crees que deberías cambiar de estrategia?

En 5 sencillos pasos lo tendrás resuelto:


Paso 1: Mira hacia adentro
El aspecto primordial que toda empresa o profesional debería tener claro a la hora de configurar su plan de marketing es la propia personalidad del negocio: sus puntos fuertes, sus debilidades y sus objetivos. Haz una lista con todo ello y ordénalas de mayor a menor importancia. Puede ayudarte realizar un análisis DAFO.
Paso 2: Mira hacia afuera
No menos importantes son los aspectos exteriores que pueden beneficiar y perjudicar a tu negocio: oportunidades, tendencias del mercado, amenazas…  Además, es primordial tener claro cuáles son los clientes ideales para nuestra actividad. Con todo ello, haz una nueva lista por orden de relevancia.
Paso 3: Une y crea tu plan de marketing
Lo que toca ahora es unir con flechas ambas listas. Con las asociaciones resultantes tendrás el espíritu principal de tu plan de marketing y lo que quede suelto debería descartarse de tu estrategia. Tus puntos fuertes y objetivos deberían estar ligados a las oportunidades de negocio y a los clientes ideales, con la intención de crecer y tener actividad económica. Y tus debilidades podrían estar relacionadas con las amenazas del entorno, con el fin de identificar problemas, buscar la mejora continua y elaborar un plan de crisis.
Paso 4: Diseña una hoja de ruta realista
Lo siguiente que deberías anotar son los pasos a seguir, que configuren una hoja de ruta realista, con unos objetivos claros pero alcanzables y medibles. De nada sirve imponerse una meta inalcanzable, pues generará frustración continua. Para ello, ten en cuenta al resto de miembros de tu equipo y analizad conjuntamente todos los condicionantes que entran en juego en este nuevo plan de marketing.
Paso 5: Revisiones periódicas
Este último paso, que se da una vez que el plan de marketing ya está en marcha, hace hincapié en la necesidad de revisar cada cierto tiempo sus logros y sus fracasos, así como analizar la situación y las tendencias del mercado por si hubiera que modificar la estrategia inicial. La flexibilidad es una virtud y saber adaptarse a cada situación es siempre imprescindible para la supervivencia de un negocio.
Si necesitas la ayuda de un experto para poner en marcha tu plan de marketing o para hacer cambios en tu estrategia, no dudes en contactar conmigo




lunes, 16 de noviembre de 2015

PARA QUE TU CLIENTE SIEMPRE VUELVA


A continuación las claves para que un cliente siempre vuelva:

– Conocer al cliente: Es de vital importancia el conocimiento que se tenga de los clientes más allá de sus características sociodemográficas, a fin de ofertar los productos que puedan resolver sus necesidades y expectativas. Aquí destaca la importancia crucial de la investigación comercial y el análisis de datos.

– Ofrecer calidad: En lo que respecta a la calidad, ésta es algo irremplazable porque forma parte de los cimientos de la empresa, de su razón de ser. Sería impensable aspirar a que los clientes vuelvan por uno o varios productos que no cumplen su propósito.

– Contar con un servicio postventa excelente: A estas alturas casi se asume que la atención al cliente es cuando menos buena. La realidad es que este sector es un reflejo de la filosofía de la empresa, y es ahí donde empieza la calidad de atención. No basta la sonrisa y el trato amable, sino la eficacia y la pasión con que se atiende a cada cliente.

– Centrarse en el cliente más que en el producto: Una propuesta es de valor sólo si el cliente así lo dice o lo demuestra. Escucharlo y entenderlo nos llevará a crear segmentos cada vez más precisos, por lo cual los departamentos de marketing, publicidad y ventas pueden focalizar sus acciones de forma más específica hacia ellos.

– Diferenciarse de la competencia: Las empresas del mismo sector tienden a parecerse cada vez más las unas a las otras, tanto en sus instalaciones como en la gama, precio y calidad. Visto así, el precio suele ser la principal motivación de compra, sin generar forma alguna de relación especial entre el cliente y la empresa.

– Generar estrategias de engagement: Cuanta mayor sea la implicación del cliente con la compra, más oportunidades tenemos para que el cliente se sienta “encantado” por nuestra oferta, superando el atractivo del precio o de regalos extra que la competencia pudiera tener para el mismo servicio o producto
Hasta pronto
amig@ emprendedor

Edi Usma

marketing / branding